pvvs.org

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home

Como se transmite el VIH?

El VIH no discrimina: cualquiera puede contraer el virus. Usted no tiene que ser homosexual, vivir en una gran ciudad, o ser un adicto a drogas para contraer el VIH. Si usted practica un comportamiento mediante el cual se puede transmitir el VIH con alguien que está infectado, también usted puede infectarse.

Hoy en día hay un riesgo muy pequeño de transmisión del VIH a través de transfusiones de sangre. Si usted se abstiene de tener relaciones sexuales fuera de una relación mutuamente monógama con una pareja no infectada; no comparte agujas o jeringuillas para inyectarse y no ha recibido transfusiones de sangre antes de 1985, su riesgo de contraer el VIH es mínimo.

Transmisión a través de relaciones sexuales

El VIH puede ser transmitido a través del contacto sexual, ya sea homosexual, bisexual o heterosexual, incluyendo el sexo oral, anal o vaginal. Cualquier actividad sexual que cause pequeñas rasgaduras, a menudo invisibles, en la vagina, pene o recto, aumenta la posibilidad de que se transmita el VIH.

Aún existen muchas preguntas sobre la transmisión del VIH para las cuales no se tiene respuesta. Por ejemplo, todavía no se sabe porqué algunas parejas de personas VIH positivo no se han infectado a pesar de haber estado expuestas repetidamente. Los científicos tampoco entienden completamente cómo el virus pasa en una pareja de una persona a otra durante la penetración vaginal, pero piensan que la presencia de otras enfermedades transmitidas sexualmente como la sífilis, la gonorrea y el herpes pueden ser un factor importante. Información reciente obtenida de investigadores en la Universidad de California en San Francisco, revela que algunas personas han contraído el VIH a través del sexo oral (contacto de la boca con el pene, vagina, o ano).

Sexo más seguro

La abstinencia (no tener relaciones sexuales), y las relaciones sexuales monógamas entre personas no infectadas (relaciones en las cuales ambos cónyuges se han mantenido fieles), son las únicas maneras 100% efectivas de evitar contraer el VIH a través del contacto sexual.

La frase "sexo más seguro" (en inglés: 'safer sex'), describe cualquier contacto sexual donde se reduce la posibilidad del contacto directo con sangre, semen y secreciones vaginales. Los preservativos de látex, debido a que previenen el contacto directo con el semen y las secreciones vaginales, pueden ayudar a prevenir la transmisión del VIH a través del contacto sexual. Los preservativos de látex se pueden conseguir fácilmente en farmacias u organizaciones que llevan a cabo educación y prevención sobre el VIH.

Para protección completa se debe utilizar un preservativo de látex de principio a fin — cada vez que se tengan relaciones sexuales. Cada preservativo debe ser usado una sola una vez. Los preservativos de látex no deben ser guardados por largos períodos de tiempo en lugares calientes (como la guantera del automóvil) porque el calor debilita la goma. Los preservativos hechos de látex ofrecen mejor protección que los hechos de membranas naturales como piel de oveja (en inglés: 'lamb skins'), ya que es menos probable que el virus pueda penetrar el látex.

El uso de lubricantes con un preservativo puede disminuir la oportunidad de rasgaduras en la vagina o recto. Se deben usar lubricantes a base de agua porque estos no dañan los preservativos de látex. Lubricantes a base de aceite (como crema de manos o vaselina), pueden causar que el látex se rompa y no deben ser usados.

El uso regular de preservativos de látex también puede ayudar a prevenir otras enfermedades transmitidas sexualmente y que parecen aumentar la susceptibilidad de una persona a la infección por el VIH. Los preservativos, sin embargo, no son totalmente a prueba de fallos, su efectividad se pierde si se rompen o permiten el paso de substancias o si no se usan de forma correcta cada vez que una persona tiene relaciones sexuales.

Los cuadrados de látex, conocidos como barreras dentales (en inglés: 'dental dams') se usan para algunas formas de sexo oral (boca a ano, o boca a vagina). Las barreras dentales pueden prevenir el intercambio de fluidos que podrían portar el VIH. El cuadrado de látex se debe colocar sobre la apertura anal o vaginal y se debe mantener en posición con los dedos durante el contacto oral para proveer protección. El uso de las barreras dentales es controversial ya que su efectividad en la protección contra la transmisión del virus no ha sido apoyada con evidencia científica. Cualquiera que dependa de las barreras dentales para protegerse contra el VIH está poniendo su salud en riesgo.

Transmisión del VIH por sangre infectada

Debido a que cantidades pequeñas de sangre se quedan en las agujas y jeringuillas usadas que no han sido esterilizadas, es extremadamente peligroso el compartir equipo que haya sido usado para inyectarse. Cualquier equipo que no haya sido esterilizado — independientemente de que sea usado para auto medicarse, inyectarse drogas ilegales o esteroides, agujerearse las orejas o tatuarse — podría estar contaminado con VIH u otro microorganismo dañino.

Estudios realizados en varias ciudades entre personas que se inyectan drogas han demostrado que hasta un 60 por ciento de éstos tienen el VIH.

Las drogas ilegales son, en la mayoría de los casos, adictivas y presentan otros riesgos a la salud junto con la transmisión del VIH al compartir jeringuillas o agujas hipodérmicas. Si usted usa drogas, busque ayuda para dejarlas. Si no puede dejar la droga, no comparta las jeringuillas y límpielas bien con blanqueador y agua antes de cada uso.

Algunas de las personas que recibieron transfusiones de sangre y productos de sangre por razones médicas antes de 1985, recibieron sangre que estaba contaminada con el VIH. Esto ocurrió antes de que los científicos descubrieran que el VIH se porta en la sangre. Algunas de estas personas han desarrollado el SIDA y constituyen el 3 por ciento de todos los casos de SIDA. Desde 1985, todas las donaciones de sangre y plasma en los Estados Unidos han sido examinadas para anticuerpos al VIH; como resultado, las transfusiones de sangre son ahora mucho más seguras.

En cualquier caso, si usted recibió transfusiones de sangre entre 1978 y 1985, debe consultar con un médico o consejero de una clínica de salud pública. Estos podrían recomendar hacerse una prueba de anticuerpos al VIH, especialmente si usted recibió muchas transfusiones y vivió en un área donde el VIH es relativamente común. (Vea en la segunda sección información adicional sobre la prueba de anticuerpos al VIH).

Transmisión durante el embarazo

Es posible que una mujer embarazada que esté infectada con el VIH le transmita el virus al feto durante su embarazo o al bebé durante el parto ó lactancia.

Cerca del 20% al 30% de los bebés nacidos a madres con el VIH son infectados con el virus durante el embarazo o el parto. La mayor parte de los niños infectados con VIH se enferman seriamente. Por esta razón, si usted es una mujer en alto riesgo de tener VIH, debe considerar hacerse una prueba de anticuerpos al VIH antes de quedar embarazada.

El embarazo crea serios problemas de salud a mujeres que tengan el VIH. Si usted tiene VIH pregunte a su doctor sobre los métodos de planificación familiar disponibles, para evitar poner en riesgo su salud y la de su hijo/a.

¿Cuál es el riesgo para los heterosexuales?

Muchas personas consideraron originalmente al SIDA como una enfermedad de homosexuales. Sabemos que esto no es cierto. Ahora está muy claro que el VIH puede transmitirse a través de la penetración vaginal, de un hombre a una mujer y de una mujer a un hombre. Globalmente, más de el 60 por ciento de todos los casos de SIDA han ocurrido debido al contacto sexual heterosexual sin protección. En un estudio de parejas de personas VIH-positivas, la mayoría de las parejas que no se abstuvieron de relaciones sexuales y que no usaron preservativos, contrajeron el VIH, aún cuando éstos sólo practicaron la penetración vaginal. El uso continuo de preservativos de látex redujo grandemente la frecuencia de transmisión del VIH a parejas no infectadas.

El número de nuevos casos de SIDA que surgen a través del contacto heterosexual está aumentando tres veces más rápidamente que los casos de transmisión entre homosexuales. La abstinencia, la monogamia mutua, y el uso continuo y correcto de preservativos de látex, son la única forma de detener la transmisión del VIH.

Contactos libres de riesgo

Usted no puede contraer el VIH a través de la interacción normal o contacto casual diario con personas que tengan el VIH o el SIDA. Esto incluye actividades como darse la mano, abrazarse, besarse, llorar, toser, estornudar y dar o recibir masajes de personas infectadas. Tampoco puede ser infectado por el virus a través del agua en piscinas o baños, de la comida o bebida, de ropa de cama, toallas, vasos, tazas, platos, u otros utensilios de cocina y comida, o de inodoros, la manecilla de la puerta, teléfonos, equipo de oficina, o muebles. El VIH no se transmite a través del vómito, sudor, heces fecales o secreciones nasales. Aunque el virus ha sido aislado en concentraciones muy pequeñas en las lágrimas, orina, y saliva de personas que son portadores del virus (VIH-positivo), usted no podría infectarse con el VIH a través del contacto con estos fluidos. Usted tampoco podría infectarse con el VIH por picadas de mosquitos u otros insectos. ( El VIH, distinto a otros virus y parásitos que son transmitidos por insectos, tales como la malaria y la fiebre amarilla, no puede replicarse o completar su ciclo de vida en las glándulas salivares de los insectos).

Si usted tiene alguna pregunta en particular sobre la transmisión del VIH, llame a la Línea Nacional de Información del SIDA al teléfono 1-800-342-SIDA.

¿Cómo se infectan los niños con el SIDA?

Hacia el final de 1996, había en los Estados Unidos más de 7,000 niños menores de 13 años diagnosticados con SIDA. La cantidad de niños que tienen otras enfermedades serias como resultado de tener el VIH es mucho mayor.

Cerca del 80 por ciento de todos los niños con SIDA contrajeron el VIH de sus madres durante el embarazo o nacimiento; 19 por ciento recibieron transfusiones o productos de sangre contaminados antes de que se utilizaran métodos para examinar la sangre.

¿Existe peligro de que un niño contraiga el VIH de sus amigos o compañeros de clase?

NO. La transmisión requeriría el contacto directo de la sangre de un niño VIH positivo con la de otro niño.

No se conoce ni se sospecha de ningún caso en que haya habido transmisión del VIH de un niño a otro en la escuela, guardería o jardín infantil.

El Servicio de Salud Pública de los Estados Unidos recomienda que, excepto en circunstancias muy especiales, a los niños con VIH o SIDA se les permita asistir a la escuela, y centros de cuidado diurno. El que un niño pueda asistir o no asistir a la escuela deber ser estrictamente un decisión médica basada en la salud y la capacidad del niño para llevar a cabo el régimen escolar.

 
Día Mundial del Sida

Encuestas

Te gustaria recibir charlas/conferencias sobre el VIH / Sida